Como todos sabréis si vivís en este planeta, esta semana ha salido a la venta el Microsoft Windows Vista, que es para los ordenadores domésticos lo que un nuevo hijo para un coche deportivo (ya que a los de M$ les gustan tanto las comparaciones con los coches), es decir, la obligación de comprarte uno mejor/mas grande.

Pero, siguiendo con la comparación, ¿Es necesario tener ese hijo?

Quiero decir... ¿Tantas cosas nuevas aporta Vista como para tener que gastarnos el dinero que vale todo el hardware nuevo que requiere?

Y después de oír las perlas de Doña Rosa María García, presidenta de Microsoft Ibérica, uno se hace a la idea de que el nuevo S.O. de Microsoft solo sirve para ordenar las fotos. Menudo avance.

Después piensas "Bien, bien... un sistema operativo que me ha costado una pasta entre hardware y software no puede servir solo para esto... veamos que tal hace todo lo demás". Y te das cuenta de que acabas haciendo las mismas cosas que hacías siempre. Quizás notes que vaya todo mejor, pero no te equivoques, es gracias al pastón que te has gastado en hardware y en el que Windows XP sacaría mejor rendimiento.

Después de todo esto, ¿Qué me queda? Poco dinero, un buen PC, y un mal sistema operativo. Dejando a parte las alternativas (Linux, MacOS) ¿Es realmente necesario actualizar de XP a Vista? Yo diría que no. En 5 años todo lo que ha hecho Micro$oft ha sido sacar parches, recortar libertades, y meterlo todo en una caja más bonita para seguir forrándose. Crear necesidades para poder seguir vendiendo humo.
Autor n0k1zcomment 7 ComentariosHora 2/04/2007 03:23:00 p. m.